Tecnología

Porque la Lenovo yoga Tablet 3 fue la más buscada en el 2016.

El año pasado se enfrentó a
un análisis de Lenovo, Yoga Tablet 2
pro, se hablo de lo valiente y singular, aunque su ejecución fuese imperfecta y
la calidad del proyector demasiado discreta, el producto tenía muchas virtudes.

Lo bueno de las primeras
versiones, inicios de una trayectoria que suele ganar mucho con las sucesivas interacciones.

Y eso es lo que ocurre en el
Lenovo Yogo Tablet3 pro, que recoge
el testigo de predecesor y mejora en muchos problemas o detalles que traían las
anteriores versiones.

Lenovo
yoga Tablet 3 pro análisis mejor en todo, pero sobre todo en su proyector.

Lenovo mantiene las curiosas
líneas de su antecesor, con ese característico borde cilíndrico en el que antes
encontrábamos el proyector y el interruptor de encendido y en el que ahora
encontramos lo mismo, pero con una variación importante. Ahora el proyector
esta situado en el centro de ese cilindro, y no en los extremos.  

En este nuevo diseño
transforma completamente la experiencia del usuario al utilizar esta Tablet Lenovo como un picoproyector, en la
colocación del dispositivo si queremos aprovechar esa faceta es ahora mucho más
cómoda y versátil.

Seguimos con el uso de
materiales metálicos para el soporte y esa parte cilíndrica, mientras que la
parte posterior esta realizada en plástico, pero la mayor parte de la cubierta
trasera está protegida con un acabado de piel sintética que hace agradable
especialmente y que su agarre sea mejor.

Su soporte desplegable en su
edición anterior estaba menos detallado de lo deseado. Ahora esta mejorada, sus
acabados son en general excelentes y desde luego su evolución ha sido muy
buena.

Aplicaciones
Tablet más rápida.

Lo ideal sería que nuestra
Tablet Lenovo funcione como el
primer día, disfrutar de su potencia y velocidad inicial. Pero con su uso
intensivo al instalar y desinstalar aplicaciones sin cautela, o al empujón
extra de energía que nosotros podemos darle.

Se necesita instalar un
software adicional que nos permita hacer de manera sencilla tareas en
apariencia más complicadas. Borra el cache del sistema o de las aplicaciones,
las cookies de navegación sanear el RAM o eliminar todos esos archivos
innecesarios que crean accesos directos rotos y carpetas vacías. Ocupando un
espacio que servirá para otras cosas.