Decoración

Calidez y confort con suelos de madera

En las tendencias actuales, se observa una interesante mezcla entre lo vintage y lo contemporáneo que nos permite jugar con gran cantidad de elementos en la decoración de los espacios. El estilo nórdico y el rústico se unen para dar como resultado común dos características: el confort y la calidez en el hogar.
Los suelos de madera son una excelente opción para dar a tu hogar un nuevo aire con inigualables toques de calidez. Entre las novedades en decoración, destaca una amplia gama de colores para la escogencia de muebles, cojines, lámparas, cortinas y por supuesto los suelos.

Para las estancias, los colores ocres, melocotón, los tonos amarillos y el rosa humo son excelentes opciones para combinar con muebles en blanco, donde los cojines y las mantas en contraste darán un toque romántico y cálido. Los diferentes tonos en que podemos encontrar el parquet permiten gran variedad de combinaciones en nuestros espacios. Por ejemplo, en el caso de utilizar muebles blancos, la mejor escogencia estaría en un tono oscuro para la madera del suelo.

Para dar ese toque especial, también podemos valernos de una bonita alfombra que destaque sobre el suelo de madera. Entre las más adecuadas, pudiésemos escoger una con estampados geométricos o una de pelos con colores lisos y neutros.

Aparte de lo atractivo que resulta revestir los suelos con madera, este noble material también cobra protagonismo en otros elementos decorativos como los techos, las paredes o las encimeras. Actualmente está muy de moda la tendencia DIY (Do It Yourself), que da el toque vintage gracias al uso de materiales reciclados, maderas y paletas que ayudan a crear decoraciones rústicas, especialmente aplicada para zonas de descanso y ocio como la terraza o el balcón.

Instalaciones de pavimentos ligeros

En lo que respecta a la iluminación, se da mucha importancia a la luz natural junto a los colores neutros y el blanco, para lograr mayor luminosidad en los espacios. En los dormitorios, escritorios y salones, los candelabros pequeños y las lámparas marcan tendencia, mientras que para los baños, cocinas y jardines destacan las luces LED. Para dar mayor calidez a estancias, como dormitorios, baños y salones, podemos añadir como elemento iluminador las velas decorativas.

Los elementos a utilizar deben ser sencillos, minimalistas, acogedores y luminosos para brindar ese efecto de calidez y comodidad que se busca en todos los espacios del hogar y que son característicos del estilo nórdico. Los muebles con aspecto de acabados envejecidos cobran protagonismo, aportando ese toque rústico tan de moda. Para los dormitorios dominarán los colores neutros, blancos, beiges, cremas, grises y maderas, siguiendo la tendencia de la naturalidad y la luminosidad.

Están de moda los suelos de madera natural, laminada o sintética, siendo los de tonos en marrón oscuro y acabados envejecidos los más demandados, así como los de colores claros y neutros, que deben combinarse muy bien con el mobiliario.

Sea que tus suelos sean de pino, cerezo, fresno, nogal, roble o cualquier otra madera, es importante que lo protejas de la humedad y le des el cuidado adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *